Un buen corrector puede marcar la diferencia en el maquillaje y la apariencia de cualquier rostro. Ademas de ser un producto imprescindible para muchas mujeres pues se ha convertido en el mejor aliado para disimular y cubrir ojeras, granitos, cicatrices, manchas, rojeces y todo tipo de imperfecciones de la piel.

Por lo en esta ocasión les enseñamos los pasos mas básicos para empezar a usarlo si es que aun no sabes como hacerlo, y te ayudamos a perfeccionar tu técnica si ya lo usas dentro de tu rituna diaria.

 

PASOS

1. Prepara tu rostro

Antes de aplicar cualquier producto sobre tu rostro es muy importante que esta se encuentre limpia y con algun suero o crema humectante.

Recuerda que siempre tendras mejores resultados en tu aplicación de maquillaje si tu cara esta limpia y humectada.

  

2. Escoge tu corrector

Los correctores vienen en una variedad de formas y colores, así que primero debes analizar tu piel para determinar lo que necesitas.

¿Tratas de cubrir ojeras? ¿Sientes que solo necesitas algo ligero? ¿Buscas cubrir cicatrices o marcas de nacimiento?

En el caso de las cicatrices u ojeras, utiliza un corrector de cobertura completa pues esto ayudará a no aplicar demasiadas capas sobre tu piel y cubrir completamente obteniendo el mejor resultado.

Para la zona de las ojeras elige el corrector que más se aproxime al color natural de tu piel o en un tono más claro para iluminar tu mirada. 

Pero si lo que buscas es una mirada mas fresca y despierta sin demasiada cubertura lo ideal para ti será utilizar un corrector ligero.

Ya que sepas que tipo de cobertura es la ideal para ti, lo siguiente será probar el tono de corrector en tu rostro, no en las manos a fin de obtener un color que en verdad coincida con tu piel. Asegúrate de probar tu corrector sin tener ningún otro tipo de maquillaje encima.

 

 

3. Aplícalo

Lo más importante es saber aplicarlo de la manera adecuada ya que será determinante en el efecto final de nuestro maquillaje.

Este se aplicará de menos a mas hasta obtener la cobertura que deseas, comienza aplicando unos puntitos en la parte inferior de los ojos en forma de V y extiéndelo con pequeños toques sin arrastrar el producto.

Puedes utilizar una brocha, esponja o tus dedos para difuminarlo, comienza desde la esquina interior, dirigiendote al lado opuesto en la linea exterior de las pestañas.

Es muy importante difuminar los extremos para que quede totalmente adaptado al tono de tu piel, evitando esos cambios de tono tan drasticos que muchas veces se pueden formar, por eso es tan importante utilizar el tono correcto.

Nunca frotes el corrector alrededor de los ojos, ya que la piel en esta zona de tu rostro es muy sensible.

  

4. Fíjalo

Cuando te hayas asegurado de cubrir todas las manchas oscuras y las ojeras, aplica lo mas rápido posible algún polvo, de preferencia traslucido para sellar tu corrector y que no se hagan esas grietas que suelen hacerse cuando aplicamos nuestro corrector.

Aplica toques pequeños sobre las áreas en las que pusiste corrector para asegurarte de que no se corra a lo largo del día.

 

 

Esperamos que con esos sencillos pasos luzcas una piel radiante en todo momento.

Con Amor,

UMA BEAUTY.