La corrección de color es un proceso utilizado en la iluminación de escenarios, fotografía y televisión, la intención de estos es el de alterar el color general de la luz. Generalmente se hace con cremas o correctores de colores, hay cinco tonos básicos de corrección de color, cada uno cumpliendo su función especial de belleza.

¡Aquí te enseñamos cual es el adecuado para neutralizar tu imperfección!

 

Es importante saber que generalmente este tipo de correcciones se aplica antes de cualquier base de maquillaje que decidas usar, recuerda que estos los puedes aplicar tanto con tus brochas, esponjas o incluso con la yema de tus dedos.

 

NARANJA

El corrector naranja es perfecto para el equilibrio de manchas u ojeras muy oscuras, dependiendo de tu tono de piel será la intensidad del color que escojas. Por ejemplo si eres muy morena el naranja será ideal pero si eres de tez mas clara los tonos durazno quedaran mejor en tu piel.

También se puede utilizar para ocultar la hiperpigmentación. Además, no hay mejor remedio para ocultar el color azulado verdoso de las venas y los tatuajes no deseados, que este.

                                           

 

AMARILLO

El corrector amarillo es muy conocido por que sirve para iluminar la tez. Este puede dar a tu piel un resplandor instantáneo y es perfecto para ocultar las manchas de color rosa.

                        

 

VERDE

Se utiliza para disimular rojeces y cualquier tipo de imperfección que tenga esta tonalidad. Un granito inflamado, una cicatriz enrojecida o capilares que enrojecen alguna zona de la piel.

                        

 

AZUL/MORADO

El azul (el mismo que el lila, púrpura o malva) se utiliza para corregir manchas amarillentas o naranjas sobre la piel. Por tanto es ideal para las personas que tienen manchas o coloración de este tipo alrededor de los ojos.

                                                    

 

Por otra parte tenemos otro tipo de correcciones que se hacen con los tonos oscuros y claros con la finalidad de estilizar y marcar tus facciones faciales, resaltando aquellas que potencian nuestra belleza y disimulando otras para conseguir afinar el rostro.

 

OSCUROS

Los correctores más oscuros se usan para dar profundidad en el contorneado del rostro y se combinan con correctores iluminadores.

                       

BLANCOS

Este tipo de corrector es ideal para iluminar tu rostro, estos se ponen en los puntos que deseas resaltar, como por ejemplo los pómulos la punta de la nariz, la sien y si tu frente es estrecha lo puedes usar para alargarla, así como tu mentón.

                       

Esperamos que estos consejos para cubrir las imperfecciones les hayan servido pues para Uma siempre es uno de los mejores tips para lucir siempre perfectas.

Con Amor,

UMA BEAUTY.