TIPO DE PIEL

El maquillaje es parte de nuestro día a día, por lo que saber que tipo de piel somos es indispensable.

Hay que entender que las mujeres somos únicas, por lo que necesitamos conocer nuestro rostro al igual que nuestro tipo de piel.

Para ir quitando confusiones, les enseñaremos una fácil guía con tips de maquillaje para cada cutis: graso, normal, sensible, mixto o seco.

 

Piel normal

  • Si tu rostro es suave al tacto y rara vez presenta erupciones, puedes considerarlo como normal.
  • Puedes usar cualquier tipo maquillaje mineral, de alta definicion, líquido o en polvo. Por supuesto, tomando precauciones para evitar puntos negros o espinillas.
  • La piel normal prefiere las bases ligeras e hidratantes, y le va bien todo tipo de sombras de ojos y rubor.

                                                               

Piel grasa

  • Si tu rostro luce brillante, sobretodo en horas de la tarde, eres propensa al acné o erupciones y tus poros se ven más grandes o dilatados, probablemente tienes piel grasa.
  • Tener este tipo de piel es más ventajoso de lo que parece –gracias a los aceites que produce tu piel, tu maquillaje nunca se verá “apagado”; sin embargo, necesitarás algunos trucos para obtener un look sin tener un rostro brillante.
  • ¿Tus mejores aliados? Prebases. Bien sea para el rostro, ojos o labios, los primers o prebases ayudan a matizar la grasa de tu rostro y a hacer más duradero el maquillaje.
  • Asegúrate de mantener una excelente higiene en tu rostro, brochas y cosméticos. Las bacterias suelen acumularse aun más en pieles grasas.
  • Elige maquillaje que no contenga aceites, ya que va a obstruir los poros y la piel se volverá más grasa, busca productos que tengan un efecto matificante. Evita el uso del blush en crema, usa siempre un primer para ojos y así evitaras que tu sombra se agrupe en los párpados después de la aplicación.

                                                         

Piel sensible

  • Es muy fácil de reconocer ya que, por lo general, se irrita por diversos factores: clima, nuevos productos, alergias, exposición al sol, medicamentos, etc. Suele presentar salpullidos, rojeces o erupciones constantemente.
  • A diferencia de los otros tipos de piel, un cutis sensible requiere de cuidado extremo. Debes aprender a reconocer los ingredientes que pueden causarte mal o no, así que ¡a leer las etiquetas!
  • Los cosméticos orgánicos o naturales serán una apuesta segura, además de maquillaje sin fragancia, aceites minerales o parabenos. Recuerda que todo lo que uses, desde cremas hasta colores, deben ser hipo-alergenicos.
  • Todo lo contrario de la piel grasa, la base tiene que hidratar tu piel, para dejarla suave y mejorar su elasticidad. Lo mismo va para las sombras de ojos – las cremosas son las más adecuados para ti.

                                                        

Piel seca

  • Piel con Eczema, parches, resequedad, tirantez…  
  • Ocurre cuando el rostro no está lo suficientemente húmedo, un caso común en mujeres con pieles maduras.
  • ¿El secreto? Hidratar, hidratar, hidratar. Busca cosméticos que humecten –por ejemplo, bases líquidas, rubores o sombras en crema, etc. En tu caso, los prebases suavizan “el lienzo” y sellan la humedad en la piel.
  • El maquillaje de ojos generalmente desaparece cuando se aplica a los párpados secos, por lo que debes utilizar primers para hacer el maquillaje más duradero.

                                                         

Piel mixta

  • Si tienes rasgos de cualquiera de los tipos de piel antes mencionados, entonces caes en la categoría “mixta”. Esto puede presentarse en medio de cambios hormonales, como el embarazo o desarrollo.
  • La famosa “zona T” (brillo en frente, nariz y mentón) es una de sus características principales.
  • La mejor opción para la piel combinada es el uso de dos tipos de base con diferente textura – sin grasa, mate para la zona T (barbilla, la nariz y la frente) y una base hidratante para las partes exteriores de la cara que son propensos a sequedad.
  • Es necesario el equilibrio en el maquillaje de ojos también. Las sombras de ojos deben ser ni muy grasosa, ni muy secas. Al igual que el tipo de piel grasa, la piel necesita ser cuidadosamente limpiada antes y después de aplicar el maquillaje.

                                                          

 

Despues de estos datos sobre los difernetes tipos de piel, esperamos que hayan podido ubicar su tipo de piel para utilizarla a su favor.

Con Amor,

UMA BEAUTY.