La mayoría de las mujeres sentimos miedo de aplicar iluminador y lucir grasosa o con los poros muy marcados, pero quítate el miedo, úsalo a tu favor y aprende a aplicar el iluminador con estos sencillos tips para hacer lucir tu piel joven y radiante.

En el mercado existen diferentes tipos de iluminadores ya sean líquidos, en crema o en polvo, puedes elegir el de tu preferencia, recuerda que si estas empezando a usar esta técnica los iluminadores en polvo puedes ser un poco más fáciles de manejar porque puedes ir aplicando poco a poco hasta lograr el efecto que deseamos.

  

 

Puedes aplicarlo con una brocha de abanico, con una brocha de precisión, con tu esponja preferida o con tus dedos siempre será una buena opción.

Es importante también elegir el iluminador adecuado para tu tipo y tono de piel, si eres de piel blanca puedes elegir colores con tonos más plateados, y si eres de piel un poco más obscura los tonos dorados te harán lucir mucho mejor. Si eres de piel seca, los productos en crema o líquidos te favorecen muchísimo, en cambio si eres de piel un poco más grasa los polvos serán mejor para ti.

Los lugares clave para aplicar iluminador son: en el hueso de los pómulos haciendo una pequeña C hacia la sien, en el puente de la nariz sin llegar a la punta, en el arco de cupido,  en el arco de la ceja y en el lagrimal del ojo para ampliar tu mirada (esto últimos dos pasos los puedes hacer también con una sombra clara aperlada).

Ve aplicando poco a poco hasta llegar al efecto que se requiere lograr, que es una cara muy armonizada, joven y saludable.

Pierde el miedo, atrévete, practica y verás que es muy fácil.

 

Con amor,

UMA BEAUTY